Ayuntamiento de Sant Boi: menosprecio a las víctimas del terrorismo

José Vargas Rincón – 26/04/2018

Ayer tarde asistí al pleno del Ayuntamiento de Sant Boi con mayoría del Psc, donde por iniciativa de Ciudadanos se presentó una propuesta de apoyo y reconocimiento de la labor de ACVOT, se me dio la palabra y expliqué el trabajo que hacemos en la Asociación, huyendo de toda inmersión política porque esa no es nuestra misión. En el turno de palabra de ERC, ICV, Podemos y sobretodo del representante del PdeCat, todos sin excepción en sus palabras denotaban una inquina, una rabia un argumentar sin ton ni son simplemente por menospreciar y humillar a las victimas que nunca había experimentado aquí en Cataluña, y todo por criticar las actuaciones de algunos con respecto a las victimas del terrorismo y por no estar con el discurso imperante ahora. Van de listos, de intelectuales y son tan sectarios como rencorosos, como el PSC, que en un discurso de apoyo a las victimas se desmarcaron de la propuesta y se abstuvieron, Porque??, cosas del pensamiento. En fin fue bochornoso tener que oír expresiones de estos políticos en contra de las victimas del terrorismo, por eso digo “que donde no hay Justicia es peligroso tener razón”

Jordi Sánchez Picanyol: El MandaMAS – 3 de Marzo de 2018

Fdo: José Vargas Rincón, Presidente de la ACVOT

El fugado Puigdemont ha elegido para la Presidencia de la Generalitat a un preso preventivo. Hasta aquí lo más normal, dentro de la deriva que llevan los independentistas, en tanto que el ser humano presidente que fue de la ANC, hasta hace unos días, parece tener nuevos anhelos particulares, que no podemos concretar en tanto jamás se ha interesado por las víctimas del terrorismo y no le conocemos, si bien, no dudamos, tiene perfectamente medidas sus conveniencias.

Escribo no sólo como presidente de la “Associació Catalana de Víctimes d’Organitzacions Terroristes”, también como víctima del acto terrorista perpetrado en Hipercor (en Barcelona) el 19 de junio de 1987, por la banda terrorista ETA.

El nombre de una asociación que por aquel tiempo tenia el “honor” y era afín a “Herri Batasuna” y que se llamaba “Crida a la Solidaritat en Defensa de la Llengua, la Cultura i la Nació Catalanes” –tan malos como los de ETA pero, afortunadamente, más cobardes que los que formaban parte de ETA- un dirigente que es un inútil -inscrito como ser humano en el Registro Civil con el nombre de Jordi Sánchez– se permitió justificar la brutal matanza que implicó aquella acción criminal en la que fallecieron 21 personas, entre ellas, 4 niños.

Un inútil que justifica aquellos asesinatos merece todo el desprecio social durante el resto de su vida. Aquí, en Cataluña, dominada por unos insensatos que, en lugar de castigar, premian y jalean a quienes apoyan el crimen y el saltarse las leyes, le van dando cargos al inutil en la Administración Pública o le “colocan” como presidente de una asociación que recibe millonarias subvenciones.

Mañana recibiré llamadas de socios y amigos que me volverán a comentar que, escribiendo artículos como éste, es difícil que la Generalitat de Catalunya subvencione a nuestra asociación de víctimas del terrorismo, a lo que les contestaré lo de siempre –sin reservas-: que si el dinero público que proviene de los tributos que pagamos entre todos y con el que nuestros dirigentes deberían, por mandato legal, respaldar a las víctimas de ETA, lo adjudican arbitrariamente a asociaciones de las que forman parte filoterroristas y en cuya dirección se han integrado miembros terroristas, ya seguiremos asumiendo los costes de atender dignamente a las víctimas del terrorismo otros voluntarios y yo, con o sin el permiso del tiempo que robamos a nuestras familias.

Si una ayuda institucional tiene que venir de quienes apoyan a aquellos que se alinean con los asesinos y subvencionan a esta mala gente, no lo queremos y se lo pueden meter por “La Crida”.

Manifestación en Barcelona – 29 de Agosto de 2017

Soy español, soy catalán soy barcelonés y soy víctima del terrorismo. Perdí a un hijo, Mosso d’Esquadra, en un cobarde atentado.
He asistido a muchas manifestaciones en contra del terrorismo durante más de 17 años. La última en mi ciudad. Nunca me he sentido tan despreciado, dolido y avergonzado como esta vez en la que unos conciudadanos míos exhibieron su más rastrera versión ante el mundo al convertir un acto de solidaridad ciudadana en contra del terrorismo en una payasada orquestada de motivación política. Puedo asegurar que estos días he hablado con muchas víctimas de este atentado (34 nacionalidades) por mi condición dentro de la ACVOT. El sentimiento es unánime. Estupor y vergüenza. No entienden nada.
Nunca hubiera creído que el “seny” de mis conciudadanos permitiera mezclar el tocino con la velocidad….o el culo con las témporas. Se han retratado bien ante la opinión mundial..!!
Un pena.

Mierda – 29 de Agosto de 2017

Hay mucha mierda en el ambiente. Hay tanta que lo mejor que saben hacer es repartirla unos encima de los otros y viceversa.
Lo que no explica ninguno de los gurús políticos o de los grupos mediáticos de expertos tertulianos es cómo se está atendiendo a las víctimas, a las familias, quién y cómo se les está orientando, qué papeleo deben hacer, qué atención y soporte moral y psicológico y por quién están recibiendo. Quién y cómo se coordinan y atienden los diferentes consulados de las diferentes nacionalidades implicadas.
Ya está bien de tirarse mierda los unos a los otros. Póngase a trabajar como un país serio.
Las víctimas y sus familias no quieren saber qué cuerpo policial es más o menos eficiente, ni si habla catalán castellano o swahili. Quieren saber cómo repatriar el cuerpo de su hijo, de su padre…
Quieren saber cuánto les va a costar. Si van a tener ayudas o no.
Quieren tener alguien que les oriente en el papeleo y/o les escuche y ayude en su duelo.
Mi pregunta como víctima del terrorismo es
Quién, cómo, dónde, de qué forma, cuándo.
Dejen de hacer el ridículo y pónganse a trabajar. Las fuerzas de seguridad ya trabajan en lo que les corresponde.
Un país, se llame Cataluña o España, que ha sufrido tanto con el terrorismo, debería ser más serio y eficiente en este tema. A lo mejor lo solucionaran cuando decidan quién encabeza la manifestación de mañana y quién sale en la foto de la pancarta. Ya vale. El país no se merece esto….o sí.
(Santos Santamaría)

Carta abierta, de Silvia Vidal – 21 de Junio de 2017

Últimamente, con motivo de los diferentes actos de homenaje a las Víctimas de  Hipercor y a todas las víctimas del terrorismo, he leído y escuchado comentarios, muchos comentarios, calificando a las víctimas ya sus representantes como “fachas”. Estos comentarios son tanto insultantes como absurdos, y sólo responden a la ignorancia de aquellos que no tienen ni la más mínima idea de que hablan.
De verdad alguien con dos dedos de cordura puede avalar esta afirmación? Sabéis cuántas víctimas de terrorismo ha habido en España? Es normal calificar a todos igual?
Es cierto que las víctimas durante un tiempo somos muy vulnerables y fáciles de manipular. No puedo negarlo. Pero tenemos ideas e ideales propios. Todos. Cada uno tiene la suya. Y unos a otros ni siquiera nos las preguntamos. Lo que nos une va mucho más allá de nuestras ideas políticas. Nos une querer preservar la dignidad de tantos hombres, mujeres y niños que perdieron la vida o sufrieron las consecuencias de la barbaridad.
La función de las diferentes asociaciones de víctimas es obligar a las Administraciones a trabajar para un futuro que proporcione seguridad.
Si. Es cierto que algunos políticos intentan aprovecharse de las víctimas, somos un activo importante para muchos. Pero las víctimas sabemos distinguir muy bien quienes son. Quizás sí que a algunas asociaciones ya les está bien. Pero no a todas.
Puedo dar fe de que a la Asociación Catalana quienes estamos, somos plurales. A mí nunca nadie me ha preguntado mis preferencias políticas. Si a alguien le interesan sólo tiene que dar un vistazo a mi perfil de facebook y, entre chistes, gatitos y vídeos de bebés que nos arrancan una sonrisa, también muestro abiertamente que me gusta y quién no.
Y como afectada por el terrorismo, reclamo mi derecho a que cuatro descerebrados no me juzguen ni me califiquen de nada por el hecho de que, un día hace 37 años, unos asesinos mataron a mi hermano.

Carta de ciudadanos de Cerdanyola – 20 de Junio de 2017

30 años del atentado de Hipercor

Ciutadans Cerdanyola —

Tras producirse el atentado de Hipercor se organizaron diversas manifestaciones de protesta, siendo la de Barcelona la más numerosa con diferencia de todas las realizadas. Todos los partidos políticos se unieron en una protesta sin precedentes, manifestando una unidad que con el paso de los años se ha visto mermada y casi olvidada, por la utilización partidista que ciertos sectores políticos hacen de algunas víctimas y de determinados atentados muy en particular.

Desde junio hasta diciembre de 1987 cada una de las familias de las víctimas asesinadas y los heridos junto a sus familiares vivieron su desolación, y su desidia en plena soledad. Ninguno, absolutamente ninguno de los miembros de la clase política que en aquellos luctuosos y desgraciados días o incluso del clero, -aunque a estos poco les han interesado las victimas del terrorismo, – dieron muestras de interés por conocer la situación que cada víctima estaba sufriendo. En esos meses solo algunas víctimas que se conocían por ser vecinas habían mantenido cierto contacto personal.

Aquella administración que tanto había prometido, dejaba al grupo de víctimas más graves totalmente abandonadas, en el sentido de que, a partir de ese momento, si las lesiones se agravaban, cada víctima debía procurar su mejoría por sus propios medios. Hay dos ejemplos que resumen lo que no debería ser el trato que las víctimas merecen, pero que continúa incluso a día de hoy. Aparte de los telegramas de condolencia y “ánimo” a los familiares de las víctimas mortales, nada más, el silencio y el abandono. Asimismo, ¿no merecían también un telegrama de ánimo los heridos y sus familias? Y lo más incongruente de la historia: pese a que los medios de comunicación ya habían informado de la detención de dos de los autores el día 5 de septiembre, la comunicación escrita de tal noticia nos llegó a las víctimas dos semanas después. Además, las víctimas de lo que se denominó “el peor atentado en la historia de ETA” teníamos que buscar las soluciones por nuestra cuenta, ante el absoluto abandono administrativo.

Este 19 de junio de 2017, al cumplirse treinta años de aquella barbarie, algo ha cambiado, las víctimas somos más visibles, hay instituciones y políticos que nos tienen presentes, aunque solo sea para recordar, pero al menos no sentimos la soledad que hemos sentido hasta hace bien poco. Por todo ello y como víctima, agradecer las muestras de solidaridad que se nos transmite.

Mientras alguien les recuerde siempre estarán en nuestros corazones.

José Vargas, presidente de la Asociación Catalana de Víctimas de Organizaciones Terroristas (ACVOT).