Manifestación en Barcelona – 29 de Agosto de 2017

Soy español, soy catalán soy barcelonés y soy víctima del terrorismo. Perdí a un hijo, Mosso d’Esquadra, en un cobarde atentado.
He asistido a muchas manifestaciones en contra del terrorismo durante más de 17 años. La última en mi ciudad. Nunca me he sentido tan despreciado, dolido y avergonzado como esta vez en la que unos conciudadanos míos exhibieron su más rastrera versión ante el mundo al convertir un acto de solidaridad ciudadana en contra del terrorismo en una payasada orquestada de motivación política. Puedo asegurar que estos días he hablado con muchas víctimas de este atentado (34 nacionalidades) por mi condición dentro de la ACVOT. El sentimiento es unánime. Estupor y vergüenza. No entienden nada.
Nunca hubiera creído que el “seny” de mis conciudadanos permitiera mezclar el tocino con la velocidad….o el culo con las témporas. Se han retratado bien ante la opinión mundial..!!
Un pena.