INGENIEROS DEL MAL

POESIA DEDICADA A LAS VICTIMAS DEL TERRORISMO

Le rimaba la vida con la diosa Fortuna,

la belleza, la dicha y la miel del Amor;

emanaba dulzura y candor naturales; 

reflejaba exotismo, inductor de pasión.

Su mente era brillante, de vuelo perfumado,

de firmes convicciones y clara dirección;

su alma de leyenda, su espíritu imbatible,

cincelados a ritmo de fe, esperanza y Dios.

Con el mundo en sus manos la vida le estalló

en un vil atentado de salvaje extorsión,

cruento fanatismo y negra cobardía

de mentes delirantes de extremista ambición. 

¡Verdugos despiadados! ¡Malditos criminales!

¿Dónde queda el futuro con el que ella soñó?

No le faltarán flores en cada aniversario.

Nos deja su recuerdo. Se lleva una oración.

Perseguís entelequias, patrias inexistentes,

alentando teorías de una liberación;

enarboláis bandera de Paz, mas no hubo guerra,

y ofertáis treguas trampa que sólo son ficción.

Secuestros, cartas bombas o tiros en la nuca,

forzosos exiliados y zulos de terror,      

el modus operandi de una banda asesina

empeñada en alterar la Historia y la Nación.  

Ingenieros del mal de genética absurda,

ante vuestra barbarie alzamos nuestra voz,

las víctimas merecen unánime condena

y que la Ley se aplique con todo su rigor.

Se cumplan las sentencias y anulen el poder

que un Tribunal infame otorgó con traición.

¡Se lloran ya mil muertos…! Mas nuestra Libertad

no cederá al chantaje ni a vuestra sinrazón. 

Homenaje perpetuo a vuestra valentía

os rinde por principios el gran pueblo español.

Exigimos a ETA su rendición total,

la entrega de sus armas y supliquen perdón.   

                                               EULALIA ALVAREZ