Viernes, 23 de Junio de 2017 inicio contactar 
 Associació Catalana de Víctimes d'Organitzacions Terroristes catalàcastellano 

NOTICIAS

Entrevista con M. Del Carmen Pérez Buj, herida por una bomba de Terra Lliure - El Periódico -
15 de junio de 2007

"Ya no puedo acariciar como antes"

 NÚRIA NAVARRO

Terra Lliure perpetró 160 atentados entre 1978 y 1992. El 25 de mayo de ese último año, la banda colocó un artefacto explosivo en la oficina del Inem de Horta que causó 15 heridos. María del Carmen Pérez Buj (Torres de Albarracín, Teruel, 1943), exdependienta de zapatería y madre de tres hijos, fue uno de ellos. Mientras Barcelona celebraba los Juegos Olímpicos, ella atravesaba un vía crucis hospitalario. El miedo y el dolor aún no han desaparecido.

--Pasaban 10 minutos de las nueve de la mañana...
--Y yo estaba en la cola de la oficina del Inem de Horta. Iba a sellar el paro. Hacía un año que la empresa en la que trabajaba había hecho una reducción de plantilla. Me tocó a mí... Yo era dependienta de zapatos infantiles.

--Hacía ese trámite una vez al mes.
--Sí. En aquella oficina había un pasillo muy largo, como un tubo. Me apoyé en una especie de saliente. Ahí estaba la bomba... Hubo un estruendo. Creí que los oídos me iban a estallar. Noté que tenía una pared encima. Oí chillidos. Salí de allí como una zombi.

--¿Por su propio pie?
--Sí. Alguien me llevó a una ambulancia. (Llora)

--Está viva, doña María del Carmen.
--Sí... Me llevaron al hospital de Sant Pau. En la ambulancia me quitaron algunos cristales. Mi cuerpo era una masa negra... Primero me operaron la cara. Tenía metralla. Parecía el hombre elefante... Luego me llevaron al departamento de Traumatología de Vall d'Hebron.

--¿Los huesos estaban afectados?
--Me quedó el brazo derecho muerto. Los nervios de la mano estaban dañados. Y me operaron un desplazamiento de rótula. Estuve cinco meses ingresada, y tuve que hacer rehabilitación durante tres años. Luego me operaron de la espalda, cuatro veces. Para la recuperación tenía que ir con un catéter conectado a una bomba... Me enchufaba. Me desenchufaba. (Llora otra vez)

--Eso ya pasó.
--Mis hijos me dicen lo que me ha dicho usted: "¡Estás viva!". Y es cierto. Pero... Tomo antidepresivos, y hierbas para poder dormir, porque no quiero tomar pastillas... Sigo dando botes en la cama. Todavía tengo la presión descompensada. Muy descompensada. Pero ¿sabe que es lo peor de todo?

--No puedo imaginarlo.
--Ya no puedo acariciar como acariciaba antes... Mi mano no ha quedado bien. Al principio no tuve apoyo moral. Se me fueron cerrando las puertas. Me vi desamparada. Ser víctima de un atentado de Terra Lliure en Catalunya...

--¿Qué significa?
--Durante mucho tiempo he evitado reconocer que era víctima de Terra Lliure. Mi juicio en Madrid fue horroroso... Los políticos lo quisieron tapar... Pilar Rahola estaba en el juicio, al lado de Terra Lliure... Éramos cuatro víctimas y no se dignó a acercarse a preguntar cómo estábamos.

--Pudo mirar a los terroristas a los ojos, en el juicio...
--Pero ellos, dirigiéndose a nosotros, dijeron que podíamos estar orgullosos porque aquello había sido por la independencia de Catalunya. ¡Te quedas...!

--Mal.
--Es una gente muy fría.

--Usted nació en Teruel, pero su familia la trajo pronto a Barcelona.
--¡Me he criado aquí! Yo era la pequeña de 10 hermanos, y solo tenía 1 año cuando mi familia se instaló en Barcelona. En seguida quise aprender a hablar catalán. Lo hablo. ¡Quiero a Catalunya!

--No creo que nadie lo ponga en duda.
--A veces pienso que... Es triste que un país tan bonito, por esa gente, se estropeara durante tantos años. ¿Por la independencia hay que hacer da- ño a inocentes? ¿Disfrutan ellos haciendo daño? Yo no encuentro bien el fanatismo. Ni ese ni ningún otro. Las personas están para hablar, para discutir, para razonar.

--Terra Lliure se disolvió. ¿Le consuela?
--¡A mí me han estropeado la vida! Por nada. Por absolutamente nada. Y quienes lo hicieron están fuera. En la calle. Fueron condenados a 70 años y salieron a los tres por "la normalización de la vida política en Catalunya". ¿Qué le parece? ¡La normalización de la vida política en Catalunya! Quienes hacen daño tienen que cumplir la pena íntegra.

--¿Ha recibido algún tipo de reparación económica, moral...?
--Hasta 1999 no cobré nada. Luego recibí indemnización. Pero, sin la Asociación Catalana de Víctimas de Organizaciones Terroristas, no sé qué habría hecho... En ella me he sentido respaldada.

--¿Qué es lo que le sigue costando?
--Quitarme el miedo. Tengo mucho miedo... A los ruidos, a las aglomeraciones, a lo que no está en mi campo visual... Me encuentro bien en espacios reducidos. Tengo que estar sentada con una pared a mi espalda, viendo la puerta... Yo era de la juerga y míreme ahora...

--Es de Aragón. Y con tozudez...
--No sé. A mí me gustaba mucho el baile pero, con esta mano así... Me da apuro. Y me sobreviene la tristeza. Una tristeza que se ha agravado cada vez que ha habido un atentado. Pero ¿sabe quién me da muchísima fuerza?

--¿Quién?
--Mi nieta. En seguida se dio cuenta de lo de mi mano. Ahora, cuando quiere hacer palmas, cierra una, como yo, y las hace con una sola mano... Me hace reír.

--De todo lo vivido, ¿ha pasado a limpio alguna consideración?
--Que todo el mundo está expuesto a un atentado. Yo fui a la manifestación tras la matanza de Hipercor. ¡Quién me iba a decir que también me iba a tocar a mí...!




:: Últimas noticias
ACVOT EN EL PARLAMENT 06.06.2017
HOMENAJE VICTIMAS DE VIC 29.05.2017
RECUERDO Y MEMORIA A JUAN BISBAL VILARDELL 22.05.2017
ACTO DE HOMENAJE A JOSÉ Mª BULTÓ MARQUÉS 09.05.2017
ACTO DE HOMENAJE A JOSÉ Mª BULTÓ MARQUÉS 09.05.2017